La Península

Mérida se endeuda por megas-fugas de agua.

 

La Japay informó, que el Ayuntamiento debe más de un millón de pesos, por estas negligencias.

 

Por Leandro Chacón

 

 

Mérida, Yucatán.- Manuel Carrillo Esquivel, titular de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay), informó que las tres mega-fugas provocadas por empresas privadas, que contrató el Ayuntamiento de Mérida en la repavimentación de calles, generaron una pérdida económica superior al millón de pesos por concepto de desperdicio de agua.

 

El funcionario estatal, explicó que esta cifra no contempla los gastos en las reparaciones de las tuberías, hechos como se recordará ocurrieron en la colonia Bojórquez en dos ocasiones y una en calles del Centro Histórico, debido a la negligencia de esas compañías mientras realizaban perforaciones de pozos pluviales.

 

Sobre el tema, detalló que el Municipio aún no le ha pagado a la Japay, lo relativo a las tres mega-fugas, a pesar de que la primera ocurrió hace meses. “Han sido casos lamentables, no únicamente por el desperdicio del agua, sino que tuvimos que parar los cárcamos de bombeo, para las reparaciones, dejando sin el líquido a miles de ciudadanos”, agregó.

 

Carrillo Esquivel, dijo que en la primera fuga de reparación los gastos ascendieron a los 80 mil pesos, en la segunda a los 700 mil pesos –gracias a una pieza que se tuvo que pedir desde Guadalajara- y la más reciente podría estar arriba de los 200 mil pesos, aunado al millón de pesos por el impacto económico del desperdicio del agua en los tres casos.

 

Aclaró que la Japay, no tiene atribuciones para cobrarle estos daños a las empresas culpables, sino al propio Ayuntamiento de Mérida, ya que ésta fue la autoridad que las contrató; sin embargo, hasta el momento no ha cumplido con el pago de las reparaciones. “Nosotros nos entenderemos con el Municipio, no con esas compañías”, dijo.

 

Así mismo, señaló que el departamento Jurídico de la Comuna está en proceso de revisión de los casos, y que la paraestatal ya entregó todos los documentos en donde se especifican cada costo de las reparaciones, incluyendo las afectaciones a las tuberías, agua desperdiciada y el pago de las horas extras al personal que solucionó el problema.

 

“Ya debieron pagarlo, por lo pronto avisé a su departamento Jurídico que de no hacerlo pronto entablaremos acciones legales, pues ya pasaron muchos meses desde la primera fuga”, señaló el funcionario estatal, quien recalcó que estos incidentes impactaron fuertemente a la economía de la Japay, debido a que no son gastos presupuestados.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *