La Península

Se desploma el campo yucateco

Productores locales alegan abandono, falta de inversión y desvío de recursos los principales factores de la problemática.

 

Leandro Chacón

 

Mérida, Yucatán.- La agrupación Frente Campesino Yucateco, expuso los casos de tres proyectos agrícolas que fueron abandonados o mal implementados por autoridades estatales y federales, señalando que hay desvío de recursos, aplicación incorrecta de los montos asignados al campo; así como la nula asistencia técnica adecuada para los productores.

De lo anterior, Lorenzo Alvarado y Sosa, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Yucatán y miembro del Frente, explicó que desde hace un par de años, el organismo a su cargo ha investigado proyectos del campo que han sido mal planeados y aplicados, lo que ha afectado a productores del campo yucateco.

En primer lugar, señaló un proyecto de 34 unidades de riesgo en zonas marginadas utilizando paneles solares, realizado con recursos del Programa de Conservación y Uso Sustentable del Suelo y Agua de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y que actualmente se encuentra en total abandono.

Aunado a eso, explicó, el proyecto fue implementado sin brindar capacitación a los productores participantes y con materiales de mala calidad. Detalló que las 34 obras fueron ejecutadas en 2013 en los municipios de Seyé, Homún, Tahmek y Hocabá, con una inversión de 22.4 millones de pesos aproximadamente.

Como segundo ejemplo expuso el caso de un proyecto de riego para cítricos de Dzan, en el que desde el 2002, durante la administración panista de Patricio Patrón Laviada, se perforaron 12 pozos para regar 620 hectáreas de un proyecto de mil. Sin embargo, el terreno intervenido no cuenta con la infraestructura necesaria para regar los cultivos.

“Los productores acarrean como pueden el agua a sus cultivos, con cubetas, mangueras”, detalló el presidente del Colegio, quien también añadió que se calcula que la mitad del terreno es afectada por las sequías que se presentan en diversas temporadas del año, un factor natural que también afecta a los hombres de campo.

De acuerdo con Alvarado y Sosa, los productores afectados ya solicitaron la intervención de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), así como de la Sagarpa para hacer frente a la problemática. Así mismo, hace dos años los visitó el gobernador Rolando Zapata Bello, quien ofreció atender las peticiones, pero hasta la fecha no ha habido respuesta de las instancias.

Finalmente, fue abordada la problemática de la producción de chile habanero, la cual ha descendido “bruscamente” en los últimos 10 año, pasando de dos mil 897.4 toneladas en 2007 a mil 902.8 en 2016, según informó Alvarado y Sosa, quien también dijo que han disminuido las tierras en las que se cultiva el picante.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *