Destacadas Educación La Península

“Insuficientes”

El gobierno del “cambio” no cumple con los uniformes para el ciclo escolar 2017-2018

 

Staff El Peninsular

 

Los uniformes escolares que prometió el gobernador Carlos Joaquín González no llegarán a tiempo para todos los alumnos de la Zona Norte, pues se cometió el error de pedirlos con la matrícula escolar pasada y no con la nueva, que tiene un mayor número de estudiantes.

 

A través de las redes sociales, padres de familia se han quejado porque los uniformes escolares que hasta el momento se han repartido vienen en tallas muy grandes para sus hijos, además que cada escuela pide y ofrece sus propios uniformes con el nombre y colores distintivos de la institución.

 

Y es que padres de familia ya han salido a decir que los casi 105 millones de pesos que gastó el “gobierno del cambio”, a través de la Oficialía Mayor que encabeza Manuel Alamilla Ceballos, fueron una inversión tirada a la basura, debido a que los uniformes escolares serán inservibles para el uso de sus hijos.

 

Modelo de playera (Foto: Especial)

 

Prefiero comprar el uniforme con una modista que la porquería que va dar el gobierno: declaró un padre de familia de la escuela Salvador Díaz Mirón en la ciudad de Cancún.

 

Una gran mayoría de las familias quintanarroenses tuvo que desembolsar de su propio dinero para comprar las ropas escolares de sus hijos, pues el gobierno de Carlos Joaquín, ha retrasado la entrega de los uniformes que mandó a pedir hasta Puebla, a la empresa de nombre Comercializadora Adicon S. A. de C. V.

 

En muchos de los planteles educativos de todo el estado aún siguen esperando los polémicos uniformes ya que la empresa poblana no ha cumplido con la entrega total de los más de 200 mil paquetes de uniformes que le fueron encargados, a pesar que el gobernador Carlos Joaquín declaró que la licitación le fue otorgada porque era un negocio con la “capacidad” para responder en tiempo y forma con el trabajo requerido.

 

Esta demora se presenta porque supuestamente el pedido se hizo con la matrícula escolar del ciclo pasado, en lugar de hacerse con la nueva matrícula que tiene un mayor número de alumnos.

 

Además, se ha anunciado que no a todos los estudiantes de nivel básico les tocará uniformes, sino que solo se darán a un selecto número de escuelas, y al parecer no en todos los grados.

 

Ciudadanos y padres de familia también se han quejado porque el logotipo del “gobierno del cambio” y el escudo de Quintana Roo son parches sublimados que se pegaron sobre las ropas, en lugar de estar bordados tal y como se había prometido, por lo que cualquier empresa local pudo hacer este trabajo sin necesidad de privilegiar a una de Puebla.

 

Los familiares de los niños han criticado que el uso de estos uniformes será, preferentemente, para los días lunes en el evento de homenaje; por lo que de todas maneras tienen que hacer un gasto extra para comprar los uniformes oficiales del plantel educativo.

 

De igual manera, ya han salido diversas quejas sobre el tamaño de la ropa, ya que ha venido en tallas demasiado grandes y por tanto, son inservibles para muchos de los alumnos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *