Destacadas Pasión

¿Innovación o copia? LMB: dos temporadas, más juegos, más ganancias.

Los dos torneos que se jugarán en 2018 en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), se realizarán entre abril-julio y agosto-noviembre, con una pausa de una semana entre uno y otro, así lo acordaron los presidentes de los 16 clubes en la asamblea, que se realizó el pasado 20 de julio en la Ciudad de México.

 

“Personalmente yo no pienso quedarme aquí (Quintana Roo) mis planes son jugar en invierno” expresó el segunda base de los Tigres de Quintana Roo, Carlos Gastélum.

 

 

Por Ricardo Villaseñor

 

El promedio de asistencia en la Liga Mexicana de Beisbol, por encuentro, es de 4 mil 898 aficionados —en comparación de 2016, se tuvo un incremento de 1.5 por ciento respecto al año pasado—, y en nueve de las 16 plazas, en donde tiene presencia el circuito no se ocupó entre 55 y 83 por ciento de los asientos disponibles en los inmuebles.

 

Tigres de Quintana Roo, podría ingresar en promedio por juego 395 mil pesos si al menos se logrará el vender 80 por ciento de las entradas disponibles, pero la asistencia promedio al Parque Beto Ávila en este cierre ante Yucatán y Tabasco fue de 3 mil 008 personas, lo que le genera 180 mil pesos, en promedio (el valor promedio de un boleto es de 70 pesos, en zona preferente).

 

Con este fin de temporada en la estadística de asistencia de la LMB, los equipos del sur dejaron mucho que desear en cuanto al promedio de asistencia, teniendo a los Leones de Yucatán como la organización mejor colocada en dicha tabla con un promedio de asistencia 9228 por juegos en casa. Entre las plazas más destacadas fueron Tijuana y Monterrey.

 

En semanas pasadas el presidente de la liga visitó Cancún; sin embargo, no accedió a charlar con los medios locales sobre los planes a futuro de la liga, con datos estadísticos buscamos resolver junto con su opinión amigo lector el futuro de la nueva versión de la pelota veraniega, dos torneos ¿Será un buen negocio? ¿Al pelotero le agrada la idea? Usted tendrá la mejor respuesta.

 

Javier Salinas visitó la plaza de Quintana Roo sin dar declaraciones sobre la próxima temporada de béisbol. (Cortesía Facebook)

 

Con la llegada de Javier Salinas, una de las noticias que ha dejado mas dudas que aclaraciones a los aficionados peloteros, fue con dividir la temporada en dos (al más puro estilo del fútbol mexicano) y entre los objetivos es incrementar la asistencia en los inmuebles en donde tiene presencia.

 

Para el 2018, incrementará a ocho meses la actividad por los dos torneos.

 

El plan para esta nueva estrategia es jugar dos veces por año, por ende habrá dos postemporadas, ya que es la etapa en la que los equipos registran mayor asistencia además, un aficionado ya no tendrá que esperar 132 partidos sino 62 duelos para que su equipo, en caso de que registre resultados negativos, vuelva a empezar de cero, según Salinas una mejor estrategia comercial, estabilidad laboral para los peloteros y calidad en el juego.

 

¿El esquema ideal?

 

El nuevo esquema de competencia en el circuito, de acuerdo con palabras de Javier Salinas, “Va a ser más dinámico, más interesante, y no un suplicio para los equipos coleros que a falta de tres meses para que acabe la temporada, ya están eliminados y se les vuelve una situación terrible, un suplicio. Por ejemplo, en este momento, Tabasco y León prácticamente están fuera y tendrían que consumar una de estas remontadas históricas, que se dan cada 10 años, para que pudieran clasificar a los playoffs. En cambio, con un torneo corto, podríamos decir que se quedaron a tres juegos de ganar un boleto de comodín” informó en una entrevista a Vice Sport, publicada el día 29 de junio del presente año.

 

Juan Carlos Canizales Castillo, director deportivo de Yucatán consideró: “Se llegó a una conclusión tras un estudio de mercado y por el mismo presidente de la liga, el señor Javier Salinas, que es viable jugar dos torneos para acaparar más aficionados, sabemos que ya está aprobado los dos torneos para este 2018, solo faltan los roles de juego y saber si será el mismo sistema de competencia, también se debe llegar a una conclusión sobre el contrato de los jugadores”.

 

La afición yucateca respondió a su equipo y logró registrar 452, 162 personas en la temporada regular.

 

“Esperemos que funcione, digo todos los cambios se tienen que hacer siempre; hay un riesgo, entonces se va a considerar todo mientras sea positivo y si no resulta, regresar a nuestro sistema actual de competencia”, finalizó Canizales Castillo.

 

Mientras que en Quintana Roo, Héctor Hurtado, actual mánager de la organización de los Tigres, mencionó “Va hacer algo más corto y más competitivo”.

 

En relación sobre la nueva estrategia indicó el timonel felino “Es la primera vez que lo hacen, nadie sabe que resultados vaya traer, aún no conocemos las decisiones de las demás organizaciones, pero si ellos lo aprueban, es béisbol y tenemos que jugar”.

 

“Chispa” inconforme

 

La presencia de la LMB de abril a noviembre, ocasionará que se empalme con el inicio de temporada de la Liga Mexicana del Pacífico. Lo cual implica que los jugadores que participen en ambos circuitos, tengan que modificar sus planes.

 

El segunda base de los Tigres de Quintana Roo, Carlos Alberto Gastélum Ochoa comentó que el nuevo sistema de competencia de la LMB, es un tema recurrente entre los jugadores y la información que tienen, es lo que han leído en medios de comunicación. Además, considera que aún la liga tiene muchos detalles por definir.

 

Cabe señalar que para algunos peloteros participar en la circuito de invierno, significa un incremento en sus ingresos.

 

“No me gusta, pero es decisión de ellos”, expresó el segunda base de los Tigres de Quintana Roo. (Cortesía Tigres)

 

“Personalmente yo no pienso quedarme aquí (Quintana Roo), mis planes son jugar en invierno, en ambas ligas tengo una carrera muy bonita y ambas organizaciones a las que pertenezco me han ayudado en mi persona, así que no pienso incumplir con mis compromisos a futuro con Naranjeros”.

 

Gastélum Ochoa, forma parte de los Tigres de Quintana Roo desde la temporada 2005 y en la Liga del pacífico solo ha vestido la camisola de los Naranjeros de Hermosillo, aportando su experiencia y talento para conseguir tres estrellas más en su historia de los “bombarderos del Choyal”.

 

Por último, el experimentado pelotero, comentó que ambas ligas deberían llegar a un acuerdo, por el bien del beisbol mexicano.

 

Poca afición

 

Estadio Beto Ávila, unos minutos antes del duelo entre Tigres y Leones de Yucatán. (Cortesía Tigres)

 

Este 2017, fue el peor año en asistencia para los felinos, a comparación de años anteriores, en 2016 se tuvo un registró total de 189, 918 aficionados, está recién concluida temporada los de bengala ingresaron 147, 416 asistentes la más pobre en los últimos cuatro años.

 

Álvaro Solís Galaviz, gerente administrativo de la organización felina, admitió que la directiva se olvidó de la afición desde el inicio de la temporada, debido a los problemas administrativos y deportivos que vivió el equipo a lo largo de la campaña.

 

La directiva de la familia Valenzuela Burgos, comenzó a considerar a su afición en la recta final de la campaña, ante la premura del tiempo con el que los nuevos propietarios de la franquicia tomaron el control del equipo, aunado a los cambios administrativos que se registraron a media campaña.

 

Será a partir de 2018, cuando la directiva que comanda Fernando “Toro” Valenzuela planeé una excelente estrategia de trabajo tanto en lo deportivo y administrativo, para regresar a la afición quintanarroense al Beto Ávila, tarea que luce fácil para un equipo que este año cumplió 10 años en el estado.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *