Destacadas La Península Quintana Roo

Sustituyen a Rodolfo del Ángel 

Policía estatal 

 

 Jesús Alberto Capella Ibarra, señalado por sus polémicas decisiones en Tijuana, lo sustituyó 

 

Jorge Argüelles 

 

Chetumal, Q. Roo.- Rodolfo del Angel Campos fue el primer cambio en el gabinete del gobernador Carlos Joaquín González y su lugar lo ocupa el polémico Jesús Alberto Capella Ibarra, como nuevo secretario estatal de Seguridad Pública. 

El mandatario del Estado señaló que el nuevo funcionario encargado de la seguridad pública del estado cuenta con reconocimiento de diversos organismos internacionales, por labores como activista social y posteriormente en seguridad pública, que le llevaron a ser reconocido por organismos ciudadanos y medios de comunicación internacional. 

Asimismo, indicó que su trabajo se centrará en dos vertientes: primero la prevención del delito desde todos los sectores: escuelas, calles y conformación de comités vecinales; y segundo, la unificación de criterios con los 11 ayuntamientos en la ejecución de acciones contra la inseguridad. 

Capella Ibarra es abogado, oriundo de Tijuana, Baja California, donde fue titular en dos ocasiones del mando policíaco.  

Inició su carrera como coordinador del Consejo Ciudadano por la Transparencia y Combate a la Corrupción, consejero del Comité de Participación Ciudadana de la Procuraduría General de la República (PGR) y presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California. 

En ese entonces denunció la supuesta corrupción en las corporaciones policíacas que llevó a ser objeto de amenazas, además de un ataque a balazos en su casa en el 2007, de los que responsabilizó al Cartel de los Arellano-Félix. 

Cuatro años después fue nombrado como director de la Policía Municipal Preventiva de Tijuana. Hasta hace días, el secretario estatal de Seguridad Pública proviene de Morelos, donde colaboró con el gobernador Graco Luis Ramírez Garrido Abreu.   

 Penal de Chetumal 

Por intereses políticos y económicos días antes fue desmantelado el grupo de internos que mantenían desde hace más de 10 años el  autogobierno al interior de Centro de Readaptación de Chetumal, encabezado por su líder  Heriberto Campos Martínez “El Diablo”, quien fue trasladado en el operativo más grande en la historia local, pues participaron 600 elementos y más de 50 vehículos, reubicar a 38 reos a prisiones de máxima seguridad. 

El operativo se inició desde las tres de la mañana y concluyó siete horas más tarde al interior del Cereso, en coordinación con el Ejército, la Marina y la Policía Federal, ya que algunos de los internos se encontraban escondidos en las instalaciones. 

En total 12 personas resultaron heridas, siete elementos policiacos y cinco internos, entre ellos una mujer y uno de gravedad. 

Participaron en el operativo más de 600 elementos de todas las corporaciones y un helicóptero.  

Entre los trasladados dijo, se ubica a internos como “el diablo”, “el frijol”, “el poli” y “el sexi”, quienes encabezaban el autogobierno y que purgaban condenas por secuestro, homicidio, posesión de armas y drogas.  

En el Cereso de Chetumal se ubican 800 internos y por lo tanto se requiere reforzar la seguridad al interior. 

Se pudo averiguar que el operativo se retrasó porque los candados de las puertas fueron cambiados de momento y las llaves no aparecían. 

Asimismo, la electricidad fue cortada al interior por lo cual un helicóptero tipo “choper” de la Procuraduría General de la República (PGR), sobrevoló el penal y tiró “bengalas” para iluminar el lugar. 

“Quemaron colchones y nos arrojaron piedras, bombas molotov y nos atacaron con cuchillos, machetes y varillas, de no ser por el equipo no le hubiéramos contado… Estaban tan drogados que no sentían las balas de sal y goma… Era como un campo de guerra”, refirió un agente. 

Posteriormente fueron subidos a vehículos blindados y después trasladados al Aeropuerto de Chetumal, a donde llegó un avión de la empresa TAR (Transportes Aéreos Regionales), que les trasladaría a Nayarit. 

En tanto, de acuerdo a información autoridades penitenciarias entregaron el control del Cereso de Chetumal a Raúl Alvarado Pacheco, alías “el mamito”, quien fue lugarteniente de Carlos Hernández Ramón, el cual en el 2011 dirigió “la comitiva” pero sus excesos hacia los internos, llevaron a ser destituido y en su lugar quedó “el diablo”, quien formaba parte del “autogobierno”.  

Entre los trasladados, además del líder de “la comitiva”, destacan Jorge Carrillo, conocido como “Jack”; Marco Antonio Alejo Soto, alías “El Soto”; Santos Suárez Landeros, “el Landeros”; Carlos Arturo Cepeda Torres, “El Cepeda”; y Marcos Tapia, ubicado como “Tapia”, al igual que otros identificados solo como “Kenny”, “El tío Guty”, “Becerro”, “Frijol”, “Bubus”, “Lupe”, “Marlon”, “Mata”, “Camilo”, “Ojo de halcón”, “El cebollas”, “El sexy”; “Nani”; “El patitas”; “El pinzas”; “El gordo” “Kong”, “Choni” y “El chilango”, por mencionar algunos. 

Los trasladados están sentenciados por delincuencia organizada, secuestro, privación de la libertad, homicidio, violación y robo con violencia. 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *