Destacadas Reflectores

Ni la burla perdonan.

Playboy México pública este mes en sus páginas un artículo sobre la experiencia que vivieron tres de sus modelos al ser detenidas en una redada del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Secretaria de Seguridad (SSP) en Mérida, la historia de las “conejitas detenidas” fue el pasado mes de julio mientras ambas autoridades realizaban su trabajo.

 

Por Ricardo Villaseñor

 

“Te invitamos a conocer a nuestras 3 conejitas que pasaron un muy mal momento en Mérida. Ellas son unas diosas de la inspiración, siempre fuente de nuestra inspiración” con este pequeño texto inicia la invitación al lector para conocer su “mala experiencia”, la edición de agosto de la revista para caballeros fue firmada por las tres jóvenes modelos, sin ser periodistas, lo que sí quedó claro por parte de migración es que no contaban con los papeles requeridos  para poder trabajar en nuestro país.

 

Marie Brethenoux, Elif Celik y Lauiryn Elaine, son las modelos que fueron detenidas aquella noche en la Hacienda Chichi Suárez, estas mismas chicas junto al “poco imaginativo” director editorial de Playboy decidieron dar a conocer su verdad “desnudas”, ya sea con las esposas en las muñecas, cadenas en las manos y buscando una escena que recreé la peor de las historias en cualquiera de las cárceles mexicanas.

 

Así de forma de irónica, las tres “extranjeras” narraron su experiencia declarando que “Mérida; es una ciudad distinta al resto de México, creíamos que sería tan acogedora como otras partes a las que hemos ido, aprendimos de manera negativa que no es el caso” expresa uno de los párrafos.

 

Las “Playmates culpables” insisten que su versión es el haber llegado a Mérida; bajo la invitación de parte de Playboy México para ser parte de aquella “nefasta fiesta”, y el motivo nunca fue estar trabajando “No veníamos a trabajar, no existieron incentivos o remuneraciones”, señalaron.

 

“Nos parece que detrás de la situación hubo una llamada de alguien que quería perjudicarnos: estábamos rodeadas por autoridades, cuestionadas de manera insultante, no hicimos nada malo, fuimos humilladas y cuestionadas” indicaron.

 

A todo esto, el delegado del INM en Yucatán Oswaldo Ortiz Matu, declaró que la dependencia había emitido un comunicado en su momento, aclara que dicho documento explica que se siguieron los protocolos por ley que marca en el aspecto de migración, así mismo negó que las modelos hayan sido humilladas o maltratadas “Nosotros actuamos conforme a la ley y aplicamos los protocolos que se deben utilizar para todo migrante” señaló.

 

Las “conejitas incautadas” señalan en dicho artículo que la detención no fue nada agradable. Así mismo los directivos de la revista presentes en la fiesta de Cancún el pasado 1 de julio, reconocieron que las autoridades no cumplieron con los protocolos al ser detenidas por casi 36 horas durante las cuales las modelos “abogaron  para que se les permitiera hacer sus necesidades básicas, además de medir los alimentos a cada una de las detenidas el pasado 30 de junio.

 

El evento en Cancún se desarrolló en un ambiente hostil y de diversión meramente para público varonil, sin embargo, los costos de los boletos no fueron nada accesibles ya que sí deseabas ser parte del selecto grupo de varones que disfrutará de las curvas y sensuales imágenes de las modelos que asistieron tuvieron que desembolsar más de mil 300 pesos para estar en la “selecta madriguera”.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *