Pasión Quintana Roo

SIN “CHISPA” EN LA SEGUNDA

A punto del retiro, Carlos “Chispa” Gastélum se marcha a los Pericos de Puebla y pone punto final a su relación con Tigres de Quintana Roo

Por Ricardo Villaseñor

Todo principio tiene un desenlace, Carlos Alberto Gastélum ha terminado una relación de 17 años con los Tigres de Quintana Roo, en común acuerdo el jugador de 38 años y la directiva que encabeza Linda Burgos de Valenzuela, han cedido a los Pericos del Puebla al veterano segunda base y ex capitán felino.

El sonorense debutó con la novena poblana en el 2002, pero ese mismo año llegó a los Tigres de la Angelópolis, para después hacer la mudanza a Quintana Roo en 2007, donde terminó de convertirse en un emblema felino.

Cuatro campeonatos en su haber, distintos récords individuales, guantes de oro y lances inolvidables, además de numerosos juegos de estrellas, son el legado en la organización del originario de Huatabampo, Carlos “Chispa” Gastélum.

Más que dinero

Tigres ha decidido desprenderse de un emblema porque, asegura una fuente cercana a este reportero, la situación con “Chispa” fue “más que dinero”. En una entrevista en 2018, con Gastélum, reconoció que el movimiento de directivos no era de su agrado; sin embargo, solo quedaba hacer el bien para la organización, sino también porque desde hace un año el tira y afloja ha sido constante, así como los pulsos que ha ido echando el jugador. Ese continuo “me quedo, me voy”, ha colmado la paciencia de la actual directiva. Esa situación, han estimado en la cueva felina, no podía seguir. Por lo que entienden que la marcha de Gastélum es lo mejor para las dos partes.

Para destacar, el hueco que deja Gastélum en la segunda base del equipo, será cubierto por la juventud de la organización como Ángel Erro y también ceder su lugar al Jugador Más Valioso de la Liga Mexicana del Pacífico, José Manuel “Manny” Rodríguez.

En el comunicado emitido por la directiva felina, agradecieron la entrega y profesionalismo durante los años en que Carlos Gastélum vistió la camisola del equipo y así mismo se le deseó el mayor de los éxitos en su futuro inmediato, al final del escueto comunicado se leía el párrafo  “dejando las puertas abiertas para algún día tener la posibilidad de ser coach de nuestros bengalíes”, Así fue el adiós de un mito.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *