La Península

POSIBLE REPUNTE DE INFORMALIDAD EN EL ESTADO: CANACO

 

BAC/Campeche

 

En la incertidumbre se encuentran los comerciantes campechanos ante el posible incremento en el costo de la materia prima, derivado del alza en los combustibles, situación que podría generar repunte en la informalidad.

 

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Jean Du Bar del Río, mencionó que se mantienen alerta con respecto al aumento del costo en los traslados de los productos, ya que, de presentarse, esto provocaría incremento también en el precio de los mismos hacia el consumidor final.

 

En ese contexto mencionó que de continuar esa situación, la informalidad podría aumentar también, ya que quienes se encuentran en esa condición tienen mayores márgenes de utilidad, porque no pagan Impuesto al Valor Agregado (IVA), Seguro Social para sus empleados, entre otros gravámenes a los que se enfrentan quienes permaneces en la formalidad.

 

“Sin duda sería una competencia complemente desleal para nosotros y podría haber repunte de informalidad, esperemos que eso no suceda”, expuso.

 

En ese sentido, vio con buenos ojos la detección que la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) realizó con los comercios informales en algunas zonas de la ciudad, entre ellos los que se ubican en la Avenida Gobernadores, para invitarlos a formalizarse.

 

“Pudimos observar que varios comercios, aunque estaban informales no contaban con sus trabajadores en el Seguro Social, o muchos de ellos tampoco estaban dados de alta en hacienda, entonces es preocupante”, dijo.

 

Agregó que como Cámara Empresarial buscan concienciar a los comerciantes sobre los beneficios que puede proporcionarles la formalidad, tales como el acceso a programas de financiamientos por parte del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), además de una serie de cursos de capacitación que contribuyen a su crecimiento.

 

“En esta administración de 2018 estamos dando cinco cursos de capacitación de forma gratuita, así como vinculación académica, bolsa de trabajo y una serie de beneficios que pudieran tener los afiliados”, expuso para luego añadir que una empresa debe destinar al menos el 5% mensual de las utilidades para el tema de capacitación.

 

Sin embargo, reconoció que muchas veces se presenta desanimo por parte del empresario, porque piensan que los trabajadores no aprovechan la capacitación, y ese es un ciclo vicioso que deben romper.

 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *