Destacadas Economía y Turismo La Península

INSPECCIONAN PROFEPA Y PGR PREDIO JUNTO A PLAYA DELFINES

 

Acuden a revisar polémico proyecto.

 

Agencias

 

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) acudieron al predio junto a Playa Delfines, en la Zona Hotelera de esta ciudad, donde se instalan estructuras metálicas sobre la duna, incluso encerrando una zona de anidación de tortugas.

 

Elementos de la PGR también realizaron un operativo en la zona donde se construye una barda, en terrenos colindantes de Playa Delfines, conocida como El Mirador de Cancún, debido a una denuncia interpuesta por un posible delito ambiental al quedar dentro del predio cercado un corral de la Dirección Municipal de Ecología de Benito Juárez donde se resguardan 500 nidos de tortuga, especie en peligro de extinción.

 

El personal de Profepa, pidió acceso por la entrada principal, del lado del bulevar Kukulcán, y caminó hasta la playa, donde inspeccionaron las obras en proceso, ya completamente cercadas con una malla negra.

 

La obra cuenta con licencia municipal, según consta en el lugar, y supuestamente los desarrolladores, que pretenden edificar un hotel de la cadena Gran Solaris, tienen una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), cuyo cumplimiento fueron a verificar los inspectores.

 

Previamente, Katerine Ender Córdova, presidenta del Movimiento Social en Pro de los Derechos del Pueblo acudió a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) para interponer una denuncia penal por esta construcción.

 

La activista señaló que se está cercando una zona de anidación de tortugas, donde todavía deben de haber unos 60 huevos en proceso de eclosión. Esta situación deriva de que los desarrolladores se están tomando seis meses más de frente, invadiendo en la Zona Federal Marítimo Terrestre.

 

Durante el día, empleados de la empresa encargada de los primeros trabajos en el predio donde se construirá el nuevo hotel de la cadena Gran Solaris, iniciaron la colocación de láminas en las estructuras metálicas que delimitan el área del proyecto.

 

Desde la mañana, se vio una cantidad mayor de trabajadores, a la de ayer, y es que el martes sólo se hizo la colocación de tubos para delimitar el terreno.

 

Los trabajos se llevan a cabo a pesar de la inconformidad de algunos cancunenses que mantienen su postura de que trata de un robo de espacio a una de las playas más populares de este destino turístico.

 

El personal lleva a cabo la obra desde las 08 hasta cerca de las 18 horas, todos los días.

 

A través de las redes sociales se han hecho comentarios en contra del proyecto, incluso se hizo una petición a la página change.org para solicitar se devuelva el espacio “robado”, así como que se detenga la obra.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *