Reflectores Yucatán

Denuncian despojo de tierras 

La cantante María Medina 

Pide justicia a las nuevas autoridades de México para evitar que le roben la herencia familiar de 30 hectáreas en Telchac Puerto 

Martha López Huan  

María Medina, quien pronto festejará en grande y con los yucatecos 45 años de trayectoria, admite que algo empaña su felicidad: le robaron 30 hectáreas de terreno que se encuentra frente al mar de Telchac Puerto. 

Hoy pido a las nuevas autoridades de Yucatán y México justicia. Que me ayuden a recuperar mis tierras –aseveró la cantante quien ha recibido múltiples premios en su tierra natal y en México. 

En entrevista exclusiva la intérprete de “Compás de espera”, tema con el que ganó en 1993 el Festival OTI, Gladys Josefina Medina Hadad, su nombre verdadero, explicó que un grupo de empresarios despojaron a su madre de  los terrenos “que le heredó mi padre”. 

En 10 hectáreas de las 30 que nos robaron se construyó la Marina Kinuh, ¿cómo pudieron, si la familia Medina Hadad cuenta con los títulos de propiedad? –dijo María Medina, quien confesó que lleva años tratando recuperar sus tierras. 

María Medina, quien durante nueve lustros dejó en alto el nombre de Yucatán por las ciudades y países que visitó, hoy pide apoyo de la sociedad: “sé que mis yucatecos no me dejarán sola, que me ayudarán para que se haga justicia”. 

Aunque confiesa que gente poderosa se apropió de las 30 hectáreas, “no le temo, ya mostraron cómo actúan, pero afortunadamente hay nueva gente en el gobierno y sé que harán justicia, no porque soy María Medina, sino porque soy una mujer que lucha por su propiedad”. 

Tengo documentos que demuestran que los terrenos son nuestros y no nos rendiremos –dijo la cantante, quien habló personalmente con el entonces presidente de México, Carlos Salinas de Gortari; con el entonces secretario de la Reforma Agraria, el yucateco Víctor Cervera Pacheco (q.e.p.d.) y el ex gobernador Rolando Zapata Bello. 

Con tristeza comprendió que los ex funcionarios no la apoyaron, “sino a los empresarios que se adueñaron de algo que no les pertenecía. Incluso trataron de expropiar mis tierras y otro argumento fue tratar de devolvérselas al ejido, pero no pudieron porque tenemos el título de propiedad”. 

Sobre su trayectoria, María Medina dijo que “los 45 años han sido como un suspiro”. 

Cuando digo la palabra “suspiro” pasan por mi mente 100 mil momentos extraordinarios y maravillosos, pero sólo me queda agradecer a Dios por haberme dado la posibilidad de realizar todos mis sueños. Mi madre siempre me enseñó que la voz no es mía, que me la prestó Dios y el día que él quiera me la quita –dijo. 

Sobre los festejos, espera cantar en la Plaza Grande de Mérida, “para que vayan toda mi gente, todos los yucatecos”, concluye la yucateca, quien en 1984 fue laureada con la Medalla Guty Cárdenas y recibió del peiódico El Heraldo, el premio a la Mejor Cantante del Año. 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *