Destacadas La Península

“Brindan” oxígeno a la lengua maya

Expertos opinan que las nuevas tecnologías podrían ser el salvavidas de este idioma.

 

Por Leandro Chacón

 

Mérida, Quintana Roo.- De acuerdo con el profesor investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Fidencio Briceño Chel, las nuevas tecnologías y plataformas digitales ‘son una ventana bastante importante’ para la preservación de la lengua maya en la entidad, por lo será vital utilizar estas herramientas para mayor difusión del idioma.

Comentó que el uso de estas nuevas tecnologías son interesantes, siempre y cuando estén bien pensadas, pues en ocasiones estas herramientas digitales no son utilizadas de la forma adecuada por las nuevas generaciones, aunque no por eso se les puede negar el papel fundamental que pueden jugar con las personas mayahablantes.

Respecto a lo último, explicó que muchos de los yucatecos que hablan maya están aprovechando estos nuevos espacios para manifestarse. “La prensa no había sido un espacio para los mayas en su idioma, sin embargo, con la libertad que ahora se tiene, cada uno desde su celular o computadora sirve para hacer visible esta lengua”, explicó.

Consideró que estos espacios deben ser considerados por los mayahablantes, es decir, que se creen aplicaciones que sirven para la enseñanza de la lengua indígena, además de que se debe trabajar en la preparación de las nuevas generaciones con el objetivo de que realicen una adecuada traducción de la lengua maya.

“Ya hay ideas en torno a la capacitación, no sólo de cómo usar las nuevas tecnologías, sino desde la escritura, gramática y patrimonio”, mencionó Briceño Chel, quien adelantó que autoridades e investigadores de Yucatán, Campeche y Quintana Roo trabajan en un proyecto para preservar este idioma milenario.

Así mismo, mencionó que es en las escuelas donde se ha perdido mucho el uso de la lengua maya, por tal razón una de las estrategias es precisamente aprovechar el uso de las nuevas tecnologías para abrir otros espacios de conservación de la misma, sobre todo cuando el 33 por ciento de la población total del Estado se autodenomina mayahablante.

“Se debe elevar el uso de la lengua maya, no solamente en la casa, sino en espacios formales como museos, escuelas e incluso dar cursos bilingües para niños, jóvenes y ancianos”, explicó el investigador.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *