Destacadas La Península

Auditan a Manuel Alamilla

 

Por Jorge Argüelles

 

Chetumal, Quintana Roo.- El Secretario de la Contraloría del Estado de Quintana Roo, Rafael del Pozo Dergal, confirmó que se mantienen dos procesos de auditoria en contra de la Oficialía Mayor a cargo de Manuel Alamilla Ceballos.

 

Explicó que el primero es referente a la denuncia de la Asociación Civil “Somos Tus Ojos”, por el proceso de contratación de la empresa la Comercializadora Adicon SA de CV, encargada de los uniformes escolares para las escuelas públicas de Quintana Roo.

En el segundo de los casos, se debe a la negativa para aplicar sanciones en contra de la misma empresa, por el incumplimiento en la entrega de uniformes escolares, por más de 104 millones de pesos.

 

“Se denunció el proceso de contratación, que es un tema y el otro tema es el que se puede derivar del incumplimiento del contrato, son dos asuntos diferenciados, hemos iniciado el procedimiento de ambos, se denunció que hubo irregularidades en el caso de la contratación; y por ello se está haciendo una auditoria y respecto al incumplimiento”.

Consideró que se debieron aplicar las sanciones correspondientes a los días de atraso o en su caso aplicar las fianzas depositadas, ya que de lo contrario, podría incurrir en una responsabilidad por no cumplir su función.

 

“Escuché la comparecencia del oficial mayor y la justificación que presentó, es por el tema del temblor podría ser un argumento válido para después del 19 de septiembre, pero si el incumplimiento del contrato es desde antes de esa fecha, entonces a opinión de la contraloría debe aplicarse una sanción contra la empresa a menos que exista otra razón”.

 

Tras ser evidenciado en la pasada comparecencia ante los diputados, el contralor del estado confirmó, que en el caso de Tristana Hernández directora de imagen gubernamental con un sueldo de 110 mil pesos mensuales y esposa del Oficial Mayor Manuel Alamilla Ceballos, afirmó que no existe nepotismo en su contratación, al declarar que la contratación de la funcionaria pública no está vinculado a Alamilla Ceballos, aunque en el caso de conflicto de intereses no pudo asegurarlo.

 

“En el caso de esa contratación no hay nepotismo, no hay una suprabordinación directa en entre los servidores públicos, ni dependió del oficial mayor la contratación de la otra servidora pública, es decir pertenece a dos dependencias distintas, no hay relación de suprabordinación directa entre los servidores públicos; ninguno puede incidir uno en el área del otro no hay una relación, los asuntos que están vinculados con el área de imagen, no deben ser del conocimiento del Oficial Mayor en el área de contrataciones públicas”.

 

La auditoría especial inició desde el pasado 30 de agosto, en donde se advirtió a los funcionarios de la Oficialía Mayor, que deben cumplir a cabalidad con sus funciones o en su caso serán responsables por el incumplimiento del mismo, pues no se tolerara ningún acto de corrupción.

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *