24 Abril 2014
RSS Facebook Twitter   

Desaparición del cultivo del henequén en Yucatán.

¿Qué es el Henequén?

 

 

El henequén es una planta que forma parte de la familia de los agaves, (tipos de cactus) denominado “Agave Fourcroydes” la cual brinda optimas caracteristicas ya que su exitoso cultivo es de costos reducidos  y no es necesario el uso de fertilizantes. Es de gran provecho para la tierra, además de su resistencia a las sequias y su larga vida (alrededor de 25 años), su importancia se debe al completo aprovechamiento de la planta, como es el caso de sus fibras utilizables en la industria, así como en el uso artesanal de las regiones, además de que se puede extraer de la pulpa pasta de papel, abono, e incluso Biogás.

Los usos de la resistente fibra eran variados: Se transformaban en sogas, cuerdas para sandalias, bolsas, correas para construcción de casas, telas, en caza y pesca, en armas, para fabricar vino o azúcar, en la elaboración de esculturas o como instrumentos musicales entre otros. 
Existen zonas ganaderas, grandes superficies de maíz y una horticultura cada vez más creciente, el henequén al igual que estas, debe ser no solo tecnificado, sino también tomado en cuenta con el debido interés que corresponde, ya que del henequén se pueden extraer una gran variedad de sustancias y fibras que pueden ser altamente aprovechables. En la actualidad es utilizado como biodetergente, como emulsionante para combustibles y del jugo de sus hojas se obtiene esteroides.

El henequén presenta características que lo hacen un cultivo muy ventajoso respecto a otros más exigentes, por ejemplo se puede cultivar en terrenos pedregosos y calizos no aptos para otros cultivos, es una planta resistente a la sequía, a plagas y enfermedades; una vez establecido no requiere atenciones agricolas exigentes, es decir, es un cultivo cuya producción es de muy bajo costo, además la cantidad de subproductos que de él se obtienen permite que la planta pueda ser aprovechada integralmente lo que lo convierten en una planta muy útil.

 

 

Historia del Henequén

 

La agroindustria henequenera de Yucatán es  producto de su historia.

Su historia  se remonta más allá del siglo XX, donde sus principales características las debe a la evolución que en esa época se estaba viviendo, tales como una extensiva producción agrícola, la modernización de una agroindustria de desfibración totalmente modernizada y una planta industrial relativamente moderna para la producción agrícola y comercial; esta agroindustria totalmente moderna se desarrolla en un espacio al que se le denomina zona henequenera.
Yucatán es conocida mundialmente por su henequén ya que  es una pieza importante de la economía en nuestro país y sobre todo en nuestro estado.

 

 

En entrevista con el Antrop. Indalecio Cardeña Vázquez, nos habla más detalladamente de la desaparición del cultivo del henequén y su historia desde el inicio hasta su fin.

 

El cultivo del oro verde, esto es, del henequén, ya que así fue llamado también por el valor que llegó a significar este agave, originario del norte de la península de Yucatán, comenzó a declinar a partir de la segunda década del siglo XX, luego de la Primera Guerra Mundial, debido entre otros factores al cultivo de esta fibra en otros países, como Brasil o Tanzania.

 

Otro hecho que influyó en este declive, fue que luego de la Revolución Mexicana, al crearse los ejidos y expropiarse haciendas dedicadas al cultivo del henequén, éste se desintegró en su aspecto industrial lo que dio como resultado una baja importante en la producción y la competitividad.

 

A partir de entonces, la presencia de los productos yucatecos elaborados con henequén fue disminuyendo en el mercado mundial, situación que se acentuó con la aparición de las fibras sintéticas, en la década de 1930.

 

El conjunto de estas situaciones, motivó que incluso se redujera en Yucatán el cultivo del henequén a tal grado, que para atender la demanda interna de esta fibra se hizo necesario importarla desde Brasil, hecho que continúa hasta hoy en día.

 

A principios de 1960 se creó una empresa privada, Cordemex, con la intención de reestructurar la producción henequenera, sin embargo, eso no fue posible, y el mismo año de su creación, 1961, la compañía fue intervenida por las autoridades federales, convirtiéndose así Cordemex en una paraestatal.

 

Pero ello tampoco pudo reactivar la industria del henequén, y en 1980, luego de una crisis económica debida a la caída del precio mundial del petróleo, la situación de Cordemex se tornó más difícil, ya que dependía básicamente del subsidio federal. Se logró componer un poco esa situación a través de un programa denominado reordenamiento henequenero, sin embargo en 1991, 30 años después se disolvió Cordemex, reprivatizándose dicha paraestatal.

 

Sabemos que actualmente la  empresa de producción de henequen anteriormente conocida como CORDEMEX es ahora denominada TEJIDOS, que se dedica más a la exportación del henequén como materia prima que a la creacion de productos derivados de dicha planta.

 

Hoy en día, el mercado produce tan sólo 5.000 toneladas al año en unas 18 plantaciones. La mayoría de la producción se utiliza para revestimientos de paredes y alfombras en la decoración y de la guita para los agricultores. Entre las principales causas de la caída de la industria de henequén está la invención de las fibras sintéticas en la década de 1950.

La planta de henequén es perfecta para la península de Yucatán, ya que crece en nuestra rocosa tierra inhóspita, y no requiere de mucha agua. Lleva cinco años a partir del momento de una planta henequén se planta hasta que las hojas estén listas para ser cosechadas para la producción. Con la nueva tecnología el tiempo se reduce a dos años. Hay una nueva industria que está extrayendo la miel y el alcohol de la planta, por lo que es un negocio poco próspero.

Sisal

El turismo confunde al henequén con el nombre del sisal pensando que era llamado así por ser Sisal el puerto donde salía la exportación del henequén al mundo.
La dirección ejecutiva de análisis sectorial nos explica que el sisal (Agave sisalana), por su parte, también es una planta originaria de México, su principal diferencia morfológica con la especie del henequén es la ausencia de espinas en el borde de las hojas, así como que el

henequén posee fibras más gruesas. Los especialistas creen que el A. sisalana, originario de Chiapas, es el resultado de la hibridación entre el A. angustifolia y A. kewensis.  A pesar de su origen, su cultivo no es tan importante en México, ya que predomina el henequén, sin embargo, ha llegado a ser un cultivo importante en otras partes del mundo, como África y Brasil, de hecho el 70% de la producción mundial de fibras duras proviene del sisal.

Producción del Henequén en la actualidad

Yucatán y Tamaulipas son los únicos dos estados de la República que presentan cultivo de henequén. En Yucatán se encuentra la mayor superficie sembrada, sin embargo, Tamaulipas ha ido cobrando cada vez mayor relevancia.

El volumen de producción en Yucatán ha descendido de una manera importante, de 72 mil toneladas en 1980 a 5 mil toneladas en el año 2011, es decir ha caído un 93.0%, mientras que la producción de Tamaulipas se ha incrementado un 97.2%, al pasar de 17 mil toneladas producidas en 1980 a 33 mil en el año 2011. Es importante destacar que este última entidad presentó una producción récord de 276 mil toneladas en el año 1997, debido a una mayor superficie cosechada, así como un alto rendimiento, que alcanzó 18.8 ton/ha ese año.Los rendimientos han disminuido en las dos entidades productoras del país. Mientras que el rendimiento de Yucatán hoy en día alcanza 0.5 ton/ha, en el año 2000 alcanzó 0.7 ton/ha, lo que representa una pérdida de productividad de 32.4%. Por otro lado, en Tamaulipas, el rendimiento varió de 21.8 ton/ha en 2000 a 9.1 ton/ha en 2011, es decir ha disminuido un 58.3%.

Henequen como negocio

Alejandro Rubio empresario y fundador de la marca YAJAL KIJ  nos comenta que él se interesó en el henequén por ser representativo del estado de Yucatán, nos habla de que antiguamente el henequén tenía un gran impacto en la economía  yucateca y a  causa de la nueva  creación de fibras sintéticas se vino al declive.

Alejandro, piensa que la industria henequenera ha caído en su totalidad y hoy en día los países que más producen el Henequén son China y Brasil.

Nos platica sobre la importancia del Henequen  ya que considera que es un producto por el cual  apostaría indudablemente por su riqueza cultural y artesanal , además de ser un producto de muy buena calidad.

 “Apuesto por el henequén porque además de ser un producto totalmente ecológico, está de moda, además de que la sociedad ya se dio cuenta que lo sintético está dañando al ecosistema” nos comenta Alejandro, agregando que el turismo está muy interesado en él, por la forma tan artesanal de su producción.

 

El henequén además de ser un producto artesanal de buena calidad  contribuye a la reactivación de la industria henequera y brindar oportunidades de empleo a las comunidades rurales del interior de Yucatán.

 

Precios internacionales

 

De acuerdo a la Dirección Ejecutiva de Análisis Sectorial, el precio de la fibra de sisal a nivel internacional se encuentra actualmente en alrededor de US$1,200 a $1,300 por tonelada. Este precio guarda relación con la tendencia del precio del propileno, su principal sustituto sintético y por lo tanto con la tendencia en el precio del petróleo, por lo que se espera que los precios continúen alrededor de los niveles actuales. Los principales mercados de cotización de la fibra de sisal se encuentran en Brasil, Tanzania y África.

 

Tras conocer y entender la historia del henequén nos damos cuenta principalmente de la gran importancia cultural y económica que hizo del Estado y del País ser una fuente de progreso trabajo y poder.

Nos damos cuenta que del henequén se derivan gran parte de productos que nuestros antepasados consideraban indispensables en esas épocas, ya que era de un gran valor cultural y social.

El principal atractivo del henequén era su dureza y resistencia al ser un producto 100% natural, siendo lo suficientemente fuerte para sostener grandes cargas de peso sin romperse bajo ninguna circunstancia, a diferencia de las fibras sintéticas, es por eso que su valor y calidad nunca serán reemplazables.

Entonces si sabemos que el henequén es un producto de buena calidad y que sabemos que jamás será reemplazable en su totalidad ¿Por qué la Desaparición del cultivo del henequén en Yucatán?

 

Los tres factores principales del declive del henequén como impulsor económico fueron: la visión de otros paises en ese campo de la industria, desarrollando de esta manera las  competencias mundiales creando así las fibras sintéticas, también probablemente la falta de actualización y mejora de eficacia en los procesos, así como la explotación de trabajadores en su época henequenera, lo cual acrecentaba los precios comparados con la creación de máquinas, dando también como un factor principal el inicio de la revolución industrial en una producción totalmente artesanal, perdiendo en su totalidad a empleados y dándole inicio a la creación fibras sintéticas por medio de máquinas llegando a desplazar en tiempo, dinero y espacio a los productores nacionales y estatales del henequén.

De esta manera se llego al punto de no satifacer la demanda interna por la bajisima producción seguido de la desaparición de golpe de las pocas empresas henequeneras sobrevivientes, dando como resultado la necesidad de la importación de este.

 

Y por último dentro de la faceta final en el declive, fue cuando se vio afectada en los intentos fallidos, debido a la crisis economica que se produjo, dando asi por perdida la industria, que antes era el motor del Estado Yucateco.

Actualmente lo poco que se produce se exporta debido a la baja demanda que existe en nuestro pais, y hemos observado que hayuna gran cantidad de usos para el henequén, algunos de los cuales son irremplazables, por lo que su futuro no corre un peligro inminente.

Probablemente deberíamos considerar el retomo de producción de henequén en grandes volumenes y enfocarnos a que vuelva  a ser considerada una fuente económica de importancia, ya que en este siglo la concientización ecológica es de mucha importancia y la lucha día a día por la eliminación de productos de baja calidad que provienen de origen  sintentico y que afectan a nuestro entorno natural.

Sin embargo resulta importante recalcar que el henequen es actualmente utilizado como una atracción turística y que el turismo está muy interesado en conocer su historia, y por lo mismo acuden a  las haciendas henequeneras que prestan tanto servicios como tours

Seria optimo extender una invitación a los yucatecos hacer conciencia del gran producto de calidad que sale de sus tierras e impulsándolos retomar pronto la producción de henequén en Yucatán, volviéndolo un producto de superioridad mundial como lo fue  tiempo atrás.

 

Agradecemos al  Antrop. Indalecio Cardeña Vázquez, a la Dirección Ejecutiva de Análisis Sectorial  y al empresario Alejandro Rubio  por compartirnos sus conocimientos y su tiempo para este espacio.

 

 

Datos curiosos

¿Qué no sabías del Henequén?

 

  • En el mundo, el henequén es utilizado para limpiar las grandes máquinas de producción, hasta para las naves que se mandan al espacio.
  • En Yucatán lo que más compra el turismo son Guayaberas, filipinas, ternos y después los productos de henequén.
  • La manera más sencilla para limpiar el Henequén es con un trapo húmedo, ya que es un mito que se ensucie tanto y es resistente al agua entre muchas otras cosas.
  • En la época del Porfiriato el Henequén era utilizado para hacer las sogas que utilizaban en los barcos, cajas etc.
  • El henequén es valorado más  por el extranjero que por los mismos yucatecos.
  • En la época del Porfiriato, la economía de México se basaba la mayor parte en la exportación del henequén,
  • Los mayas usaban el henequén para hacer cordones, carpetas o alfombras, lo cual no ha cambiado mucho hoy en día.
 

Únete en Facebook

Síguenos en Twitter

Ads5