Destacadas La Península

Casuarina, la amenaza que acecha en Cancún

 

 

Autoridades ambientales anunciaron un programa de control y sustitución en las orillas de la Laguna de Nichupté.

 

Staff El Peninsular

 

La casuarina es un árbol parecido al pino, pero es invasor y perjudicial para la fauna, es considerada una de las peores plagas en mundo.

 

De acuerdo con información de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), es una gran amenaza para la biodiversidad y el equilibrio ecológico de los ecosistemas del Caribe Mexicano.

 

El “pino de mar”, una especie de árbol invasor, afecta la duna costera y le “gana terreno” al manglar, ya que no deja crecer vegetación nativa y causa la erosión en las costas, y limita la acción del ecosistema que se encarga de purificar el aire y disminuye la contaminación.

 

El problema de esta especie es que produce una biotoxina alopática que se acumula en las hojas secas e inhibe el crecimiento de otras plantas, lo que genera la pérdida y altera la biodiversidad, sobre todo de las especies nativas.

 

Hace una semanas, el Ayuntamiento de Benito Juárez junto con la CONANP, anunciaron el programa de control y sustitución de la casuarina en una área de cuatro kilómetros en el bulevar Kukulkán del lado de la Laguna de Nichupté.

 

Sin embargo, hace un año y medio, en el Área de Protección de Flora y Fauna Isla de Cozumel, la especie fue detectada en más de 26 hectáreas, en la costa norte de la isla; con una estimación de 53 mil 286 árboles adultos.

 

Ante ese problema se tuvo que aplicar un proyecto para restaurar la duna costera y manglar en sitios que presentan efectos negativos causados por esta especie como una estrategia para mantener y conservar los ecosistemas del área.

 

En el 2013, el organismo aplicó un programa de emergencia para erradicar a la también planta que se le conoce como el “árbol de los tontos” en el Sistema Lagunar de Nichupté, en donde se logró erradicar la plaga en un 90%, pero el peligro sigue latente.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *