Campeche Especial

CAMPECHE, TIERRA DE SERPIENTES Y GARRAPATAS

Especial

Un 19 de febrero de 1862 el presidente Benito Juárez decretó la creación del Estado de Campeche

Redacción

San Francisco de Campeche.-La ocupación del Estado de Campeche inició hace aproximadamente 5000 años, por grupos migratorios provenientes de Guatemala, Honduras y Chiapas. Los mayas que habitaron el territorio, fundaron importantes ciudades como Edzna, Santa Rosa Xtampak y posteriormente Calakmul y Becan, entre otras.

Al llegar los conquistadores españoles encontraron el territorio dividido en pequeños señoríos, los cuales gobernaban de esta manera desde principios del siglo XI, cuando desapareció la Liga de Mayapán, que agrupaba a los principales linajes de la península.

Los primeros españoles en arribar al territorio del estado de Campeche participaban de la expedición de exploración comandada por el capitán Francisco Hernández de Córdoba, quienes divisaron el 22 de marzo de 1517 las costas de Can-Pech, señorío del señor Sol Garrapata (hoy Campeche) y bautizaron al poblado con el nombre de San Lázaro, por las festividades religiosas de ese día. Continuando por la costa llegaron hasta el señorío de Chakanputun (hoy Champotón) en donde el 2 de abril de 1517 fueron repelidos en combate por los indígenas locales. A causa de las heridas que sufrió Hernández de Córdoba falleció al poco tiempo en Cuba.

El periodo de colonización inició en el siglo XVI, y concluyó con la Independencia de México. Poco después de la Conquista, empezaron a arribar al puerto de Champotón los primeros evangelizadores, entre ellos fray Diego de Landa, quienes iniciaron la evangelización en San Francisco de Campeche, Calkiní, Champotón y Mérida.

Durante los tres siglos de la colonia, la Gobernación y Capitanía General de Yucatán, dependió directamente de la corona española y no de los virreyes de Nueva España, razón por la que los primeros brotes insurgentes del movimiento independentista no tuvieron mayor eco en el territorio yucateco, sin embargo el 17 de septiembre de 1821, aun antes de la consumación de la independencia de México, el ayuntamiento de Campeche, proclamó también su emancipación respecto de España y se pronunció a favor del Plan de Iguala. El 14 de octubre de 1821 se izó en Campeche, por primera vez en la península, el pabellón tricolor mexicano. El 29 de mayo de 1823, Campeche declaró su unión a México bajo la premisa de que esta fuera una República Federal.

Campeche perteneciente entonces a la República Federada de Yucatán, se separó en dos ocasiones de la nación mexicana, primero en 1841 y luego en 1846. Finalmente en 1848 se volvió a incorporar a México como un estado más de la federación, pero esta vez de forma definitiva.

Los primeros años de emancipación generaron profundas divisiones y enfrentamientos entre Mérida y Campeche. El descontento por los resultados de las elecciones a gobernador y diputados de 1857, dio inicio a la revolución campechana liderada por Pablo García y Mantilla y un grupo de 150 jóvenes de filiación liberal. El 3 de mayo de 1858 comisiones del entonces Distrito de Campeche y del Gobierno de Yucatán llegaron, por fin, a un acuerdo de división territorial en el que se fijaron los límites comunes y se regularon las relaciones. La Junta Gubernativa de Mérida decretó el 18 de mayo el nuevo estado de Campeche y reconoció como gobernador al Lic. Pablo García.

El 19 de febrero de 1862 el presidente Benito Juárez decretó la creación del Estado de Campeche y lo sometió a la aprobación de las legislaturas estatales. El decreto definitivo se expidió el 29 de abril de 1863.

El origen de su nombre

Campeche está ubicado en el sureste de México y es parte de la península de Yucatán. Además, fue hogar de la gran cultura maya junto con los estados de Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo y los países centroamericanos de Guatemala, Belice, El Salvador y Honduras.

El nombre de Campeche proviene de la lengua maya, sin embargo su significado ha dado origen a diversas interpretaciones, donde la más aceptada es la de Can”= Serpiente y Pech” = Garrapata, o Lugar de Serpientes y Garrapatas; la cual coincide con la escultura encontrada en uno de su templos formada por una gran serpiente con una garrapata en la cabeza.

Los mayas son una de las culturas prehispánicas más importantes de Latinoamérica gracias a sus avances culturales y científicos, destacándose en las áreas de la arquitectura, astronomía, sistemas hidráulicos y las matemáticas. Los vestigios mayas que aún se conservan en Campeche han proporcionado un mayor conocimiento del funcionamiento de esta avanzada sociedad, como son los sitios arqueológicos de Calakmul, Chicanna, Becan, Edzná, Xpujil, Hormiguero, Balamku, El Tigre, entre muchas otras.

En el año de 1517, cuando los españoles arribaron a la costa campechana, la sociedad maya era controlada por los señoríos de Acalan, Ah Kin Pech, Champotón y Ah Canul. El líder local Moch Couoh derrotó a los invasores en numerosas ocasiones, hasta que a su muerte y gracias a la división de poderes del territorio indígena, pudieron tomar control, bautizándola oficialmente como Villa de San Francisco de Campeche por Francisco de Montejo, “El Mozo”, en el año de 1540.

El proceso de evangelización que los españoles pusieron en marcha a lo largo del país resultó particularmente difícil en el territorio maya, ya que la religión politeísta de esta civilización controlaba todos los aspectos de sus vidas.

La ventajosa posición de puerto que detenta fue aprovechada por el nuevo gobierno, resultando en un auge de la actividad mercantil. La sal, maderas preciosas y el Palo de Tinte (madera de un árbol llamado de tinta ya que de él se pueden sacar colores como el azul y el violeta), eran enviados al extranjero a través de su puerto. Pero esto resultó atractivo no sólo para los conquistadores ahí instalados, sino también para los piratas europeos que durante el siglo XVII se dedicaron a atacar a la población campechana. Hasta que en 1704 se terminó la construcción de un amurallado de forma octagonal y con 4 baluartes (fortificaciones ubicadas en el punto donde convergen dos lienzos de muralla), el cual se adentraba hasta el puerto forzando a que los barcos que querían encallar en el mismo debían entrar a la fortificación.

Al término de la Guerra de Independencia (1821), comenzaron los conflictos políticos del nuevo país soberano entre liberales y conservadores, entre federalistas y centralistas. Y en la península yucateca (conformada por Campeche, Yucatán y Quintana Roo) inició la rebelión indígena conocida como la Guerra de las Castas, en la cual, los mayas se sublevaron al gobierno de los blancos en un intento por retomar el control de sus tierras.

Asimismo, la península fue una de las zonas que rechazaron la imposición de un gobierno federal en el país. Y si esto no fuera poco, en su interior, Campeche y Yucatán también mantenían innumerables disputas de carácter económico; hasta que el 3 de mayo de 1858 se firmó la separación de Campeche de territorio yucateco. La cual no fue reconocida oficialmente sino hasta 1863 cuando su soberanía fue ratificada por el entonces Presidente Benito Juárez.

A partir de la época del porfiriato, el estado libre y soberano de Campeche mantuvo su economía en base a la exportación de maderas finas y sal; y en el interior, la agricultura de maíz, caña de azúcar y henequén eran las actividades principales. Pero es hasta 1975 que fue fuertemente impulsada por el descubrimiento de un rico yacimiento petrolero en el lecho marino del golfo que está en su territorio.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *